.

Centro de atención: (33) 3001 4745 y *445 desde tu celular. atencion@redviacorta.mx

Viernes, 20 Enero 2017 00:00

Los riesgos de comer en la calle

Cuántas veces pasamos por algún puesto de la calle y nos llega un rico aroma, el cual nos abre el apetito al grado de que no nos resistimos, nos detenemos y pedimos como si no hubiera un mañana. ¿Pero alguna vez te has puesto a pensar en todos los riesgos que existen para nuestra salud? Si no lo sabes, aquí te compartimos los puntos en contra que existen al comer en puestos de la calle:

  • La mayoría de los puestos reutilizan el aceite, lo cual favorece la liberación de polímeros y al ser absorbidos por la comida, elevan el riesgo de desarrollar hipertensión.
  • Exponer el aceite a altas temperaturas una y otra vez,  produce hidrocarburos con efectos cancerígenos.
  • Existe muy poca higiene al manipular los alimentos, al mismo tiempo que el dinero.
  • El hecho de que no utilicen agua potable para lavar y preparar los alimentos, puede generar la proliferación de parásitos o provocar infecciones gastrointestinales. 
  • Si bien es cierto que la comida sabe rico, esto es porque utilizan cantidades excesivas de grasa y sal, las cuales al ser consumidas en grandes porciones, provocan problemas de salud como la obesidad e hipertensión.
  • La mayoría de los puestos ambulantes no tienen el equipo necesario para mantener los alimentos frescos, por lo tanto tienen mucho más probabilidad de que éstos se echen a perder, pudiéndole causar al cliente alguna enfermedad.
  • Se corre el riesgo de que el producto ofrecido sea de dudosa procedencia, cómo lo es ofrecer carne de res, por carne de perro.
  • Debido a que no están regulados por ninguna autoridad competente, te pueden dar prácticamente lo que sea sin importar la caducidad o inocuidad.

Por estas razones, te invitamos a acudir  siempre a restaurantes bien establecidos. Tales como todos los que tenemos a lo largo de nuestra autopista, como lo son Subway, Papa John´s y Delitacos, donde podrás contar tanto con los mayores estándares de calidad e higiene, como acceso a instalaciones limpias y cómodas.