.

Centro de atención: (33) 3001 4745 y *445 desde tu celular. atencion@redviacorta.mx

Miércoles, 21 Deciembre 2016 00:00

¿Sabías que...?

Hay que tener en cuenta que un auto estacionado a la sombra durante el día con las ventanas cerradas puede contener de 400-800 mg de benceno, si está estacionado fuera bajo el sol a una temperatura superior a 16°C, el nivel de benceno subirá a 2,000 – 4,000 mg, esto es, 40 veces el nivel aceptable.

La gente que se sube al auto manteniendo las ventanas cerradas inevitablemente aspirará en rápida sucesión de dicha toxina. El benceno es una toxina que afecta al riñón y al hígado y es extremadamente difícil para el organismo expulsar esta substancia tóxica.

En el manual del conductor, se indica que antes de encender el aire acondicionado, se deben abrir las ventanas y dejarlas aproximadamente 2 minutos. La razón es la siguiente, el aire acondicionado antes de salir frio manda todo el aire del plástico caliente el cual emite benceno toxina causante de cáncer. Lleva un tiempo darse cuenta del olor del plástico calentado en el auto, por ello la importancia de mantener los vidrios unos minutos, además de causar cáncer el benceno envenena los huesos del ser humano, causa anemia y reduce las células blancas de la sangre, una exposición prolongada puede causar anemia incrementando el riesgo de cáncer. También puede producir un aborto. 

El nivel apropiado de benceno en lugares cerrados es de 50 mg por 929 cm2.  Así que, antes de entrar a tu auto y una vez hayas encendido el aire condicionado, abre las ventanas y la puerta para dar tiempo a que el aire interior salga y disperse la toxina.